Vodafone-se-plantea-la-compra-de-Ono

Ono ha decidido aceptar la oferta de compra por más de 6.850 millones de euros efectuada por Vodafone, rechazando así la posibilidad que se estaba barajando en paralelo de su salida a bolsa o de la posible venta que también pretendía Liberty que cuenta con una buena liquidez tras su separación de Verizon.

Ono desecha su salida a bolsa y acepta la oferta de Vodafone

Los últimos flecos probablemente se estarán negociando ahora mismo por parte de ambas compañías en alguna oficina de Londres, pero las cifras están más o menos claras, 6.850 millones de euros, 70 de los cuales se repartirán entre los mayores directivos de Ono, misma cifra que se hubieran embolsado por haber salido a bolsa.

¿Cual ha sido el motivo que ha desencadenado esta reacción?

Probablemente los últimos movimientos de las bolsas tras la crisis desarrollada en Europa del Este hayan apoyado la decisión tomada, puesto que la idea de la compañía era que si llegaba una oferta menor de 7.500-8000 millones de euros sería inminente su salida a bolsa, pero los acontecimientos de las bolsas tras esta crisis juegan en contra de una salida actualmente a cotización.

Vodafone-un-paso-mas-cerca-de-comprar-Ono

El movimiento de Vodafone, por otra parte, parece lógico, pues muchas informaciones apuntan a que Liberty no pretendía Ono, sino la propia Vodafone, de ahí que la empresa se juegue mucho en esta adquisición, pues el consejo de administración de la compañía británica advirtió a Vittorio Colao, presidente de Vodafone, de que la compra pueda acabar como la de Kabel Deutschland, encarecida ante la perspectiva de una posible salida a bolsa.

Posibles consecuencias de la compra de Ono

Las consecuencias están claras, sobre todo esta compra puede abocar a Orange a hacer una oferta definitiva por hacerse con Jazztel, puesto que la compañía francesa pretendía adelantar a Vodafone en nuestro país antes de 2015, pero será difícil tras el refuerzo, de ahí que los planes que habían quedado un poco atrasados de Orange sobre Jazztel vuelvan a activarse.

Otra posible consecuencia evidente será la eliminación de competencia. Puesto que las compañías más grandes adquieren las pequeñas, como ya sucedió en su día con Tele2, se aseguran el mantener los precios a su antojo.

Además Vodafone reforzaría ampliamente su posición en nuestro país pues a pesar de tener que pagar una indemnización a Movistar por el cambio de las líneas móviles de las que Ono dispone, reforzaría su posición en el mercado de banda ancha fija, pasando del 7% al 21% de cuota de mercado.

Queda por saber de que manera se producirá la fusión, si se eliminará el nombre de Ono, que pasará con la gestión de las actuales líneas, servicios de atención al cliente, trabajadores, etc…

Jesús López (689 Posts)

Ingeniero Técnico de Telecomunicaciones de profesión, en continua formación, amante de toda la tecnología como afición y redactor de contenidos para varias webs de Internet.