Una reciente investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston ha demostrado que el uso de tabletas por parte de niños puede afectar negativamente a su desarrollo psicológico y social. La investigación recomienda a los padres que jueguen todo los días con sus hijos, que los hablen y que interactúen a nivel emocional con ellos

Las tabletas afectan al desarrollo emocional y social de los niños

Las tabletas afectan al desarrollo emocional y social de los niños

Además ese uso excesivo de tabletas puede afectar de una manera negativa al normal desarrollo social y psicológico de los menores que las utilizan. Lo que ya si se encuentra demostrado es que el sueño de los adultos se ve comprometido por el uso excesivo de esos dispositivos móviles.

Ya no es raro el niño o bebé al que sus padres o tutores lo ponen delante de la pantalla de las tabletas para que se entretenga. Muchos padres utilizan la tableta como una suerte de calmante para sus hijos.

Sin embargo cada día que pasa hay más evidencias que demuestran que el uso de tabletas afecta negativamente el desarrollo de los niños. Una de estas evidencias se ha publicado recientemente en la revista Pediatrics. El estudio lo han realizado investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston y demuestra lo poco idóneo que resultan las tabletas para los niños.

El mayor uso de tabletas por parte de los niños es producto que en el inconsciente colectivo mientras que la televisión es la “caja tonta” las tabletas tienen casi el rango de instrumentos educativos que colaboran activamente en el desarrollo cognitivo de los niños.

Sin embargo la realidad muestra que la mayor parte de los padres utilizan las tabletas con sus hijos como un elemento que los calma y cuasi los hipnotiza de manera que los niños pierden la capacidad de autorregulación ya que esta se produce por un elemento externo que es la tableta.

La investigación que ha llevado a cabo la Universidad de Boston demuestra bien a las claras que, sobre todo los niños menores de 30 meses, aprenden mucho más con la interacción con otros niños y con adultos que con el uso de la televisión o las tabletas como elementos de control.

El estudio también incide en que lo mejor para los niños es que los padres pasen todos los días un rato jugando con sus hijos, les den conversación y sobre todo cariño. El estudio también demuestra que es mejor una hora entera de juego con los niños que las interacciones que se pueden dar en más horas cuando la interacción es dispersa.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (410 Posts)