La ciencia-ficción se vuelve a encontrar con la realidad gracias a unos científicos de la Universidad Case de Western Reserve, quienes lograron devolverle el uso de sus brazos a un paciente con parálisis gracias a una interfaz electrónica de control cerebral que junto a ciertos actuadores instalados en los brazos del individuo, crean una especie de “médula espinal inalámbrica”.

1

Para ser más específicos, la interfaz de control cerebral (o “BCI” por sus siglas en inglés) lee las ondas cerebrales que emanan de la corteza motora del individuo, convirtiéndolas en señales eléctricas que luego serán transmitidas de manera inalámbrica a un actuador “cocido” en el brazo del paciente. Este proceso permite que se estimulen y contraigan ciertos músculos de los brazos mediante impulsos eléctricos, permitiendo que el paciente recupere el control cerebral de estos miembros previamente paralizados.

La médula espinal aún no funciona a la perfección

No todo es color de rosa, claro está, ya que los estudios post-operación revelaron que el paciente aún tiene mucha dificultad para mover sus brazos. Esto se debe a que la comunicación entre nuestros cerebros e implantes electrónicos aún no es tan avanzada como para brindar control perfecto sobre ellos.

Sin embargo, sigue siendo un gran avance tanto para la tecnología como para la medicina, demostrando que ambos ámbitos van siempre sostenidos de la mano. Si quieren saber más al respecto y tienen un buen nivel de inglés, aquí les dejamos un reporte oficial.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

José Antonio Sandoval (269 Posts)

20 años, venezolano, estudiante de Ingeniería Electrónica y apasionado de la tecnología y multimedia en general.