La red social Facebook puede ser una ventana estupenda para recuperar amistades perdidas, y para tener contacto con las personas a las que queremos y tenemos lejos físicamente. Pero también tiene su lado malo, y es que según un reciente estudio aquellos que consultan la red social con más frecuencia tienen una mayor tendencia a la depresión.

People pose with laptops in front of projection of Facebook logo in this picture illustration taken in Zenica

Según este estudio, a través de la red social tenemos acceso a lo bien que les va a algunos de nuestros amigos y compañeros de trabajo en sus vidas, lo que puede llevarnos a sentir envidia si no estamos demasiado felices con la nuestra. Esto puede llegar a provocarnos un estado de tristeza crónica, que puede complicarse llegando a provocar una depresión.

Para la realización de este estudio, elaborado por la Universidad Tecnológica de Nanyang de Singapur y las universidades estadounidenses Bradley y Missouri-Columbia fueron encuestados 736 estudiantes universitarios, a los que se les preguntó tanto por el tiempo que utilizan Facebook a lo largo de la semana como por su estado de ánimo. Y el resultado fue que aquellos que pasan más tiempo en las redes sociales tienen una tendencia preocupante hacia la depresión.

Ver en Facebook lo bien que les va a otros provoca envidia

Todos hemos visto alguna vez como nuestros amigos o familiares presumen en Facebook de las últimas vacaciones que han realizado, de lo mucho que disfrutan en el trabajo de sus sueños o de lo bien que marchan sus relaciones sentimentales. Y esto puede provocar un fuerte sentimiento de envidia entre aquellas personas solteras, desempleadas o con problemas económicas. Una envidia que con el tiempo puede convertirse en depresión y en sentimiento de no estar agusto con la vida.

Pero lo cierto es que lo que vemos en el Facebook de nuestros amigos y familiares, en la mayoría de los casos, tiene bastante poco que ver con sus vidas reales. Normalmente compartirmos a través de las redes sociales las cosas que nos hacen felices, por lo que nuestro perfil puede dar una imagen de felicidad idílica que, en la mayoría de los casos, poco tendrá que ver con la realidad. Por lo tanto, hay que dar la importancia justa a lo que vemos en las redes sociales de nuestros amigos y familiares, ya que puede llevarnos a engaño fácilmente.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Irene Carpintero (111 Posts)

Licenciada en Comunicación Audiovisual, redactora online y profesora de inglés. Amante de la música, el cine y las series, el deporte y las nuevas tecnologías.