Si hay apps que te dicen quiénes desean acostarse contigo ¿qué no podrán hacer por todos nosotros? Es un punto sin retorno ¿se puede vivir sin ellas? Hombre urbano, de  mediana edad y clase media, así es el perfil del nomofóbico, enganchado al teléfono móvil o a la tableta y activo en el uso y en las descargas de las aplicaciones móviles. Desde iMovilizate entérate de cómo nos afecta las apps en nuestra propia vida.

apps

Las apps han llegado para quedarse

La realidad es que tenemos apps para todo… desde que nos despertamos hasta que nos metamos en la cama. Disponemos de más apps que actividades hacemos a lo largo de nuestro día. Ya sea como para chatear, jugar un rato, tener mapas de todos los rincones del mundo, controlar las finanzas, hacer la compra, vivir una experiencia en realidad virtual… En 2011 se predijo que en 2015 nos gastaríamos más de 38 millones de euros en comprar apps.

Henry Alford hizo un experimento de vivir durante tres semanas valiéndose de apps para todo y lo justificaba así

“una cifra de tal calibre despierta la curiosidad de hasta del más ignorante tecnológicamente hablando”

Se estudió más de 30 apps, durante este tiempo y se gastó 20 dólares en la tienda online. Fue un experimento caro, no por las apps en si, sino que cada vez que abres la caja de Pandora que son Gilf o Taskarabbit es más que fácil poder gastar millones de dólares en segundos.

En el estudio se vio que las rutinas nunca habían existido para convertirlo en pura necesidad como contar calorías, buscar recetas, escuchar música… Toda la actividad quedaba registrada en las apps del teléfono y todo tenía estadísticas. Si estás no cumplían las expectativas, un sentimiento de culpabilidad le invadía, como una lista de propósitos de años nuevo sin cumplir.

Las apps que fueron  más útiles fueron las de estilo de vida. Sorprendido cuantas apps sociales hay Javier Navarro está de acuerdo  en que no todo no se puede hacer con apps, pero si son una realidad que ha cambiado y cambiará sectores económicos e industriales. Las apps están dominando nuestras vidas.

¿se puede medir el comportamiento de un país en función de las apps que se descargan sus habitantes? La fiebre de las apps ha venido a quedarse. En 2014 hubo una bajada en el volumen de descargas en España. Las más descargas fueron los juegos y pasatiempos redes sociales y estilos de vida. Javier Navarro dice que funciona como un detector de metales, otra que te enseña a besar, una que te ayuda silbando a un taxi… “la gente tiene un afán insaciable de saberlo todo, menos los que vale la pena saber”

 

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Sonia Rodriguez (172 Posts)

Mujer de 37 años luchadora, incansable a la hora de saber y exprimir el tiempo y la vida a mordiscos. Me encanta la lectura, escribir, pintar, el yoga, el misticismo y amo a los animales como seres iguales a nosotros.