Hoy en día, no es raro ver a familias reunidas, donde siempre, podemos encontrar al grupo de adictos al smartphone, compartiendo , o mandándose “wasaps” entre ellos. La adicción al smartphone es un verdadero peligro.

captura-de-pantalla-completa-09042013-125228-bmp

Identificar el uso de un smartphone

¿Para qué te sirve? ¿Por qué lo tienes? Y no me refiero al uso de llamar y contestar, estoy seguro que por eso no es por lo que tienes un smartphone realmente. Yo lo tengo, ante todo, para ver imágenes y vídeos que en ordenador tardarían un milenio en cargarse, para reírme con algunas fotos de facebook, para saber de las quedadas que se hacen y, sobre todo, para escuchar música.

La necesidad que se ha estado creando por compartir cada momento en las redes sociales, es un verdadero problema pero… ¿Realmente es culpa de las personas o usuarios que compran el smartphone? ¿O es todo un plan premeditado de la empresas? Vamos a verlo de manera ordenada.

nomofobia

No podemos culpar a la evolución del smartphone

Constantemente se ha pensado que la culpa de todo esto, la tenían las empresas, pero no es así ¿Por qué, entonces, sacan tantas actualizaciones que no hacen más que atarnos al teléfono? Muy fácil, porque la gente lo quiere, el hecho de que esté el mundo tan enganchado al smartphone no es algo que las empresas hubiesen preparado, es más, estoy por asegurar que la gran mayoría de empresas de smartphones no tenían planeado llegar hasta donde han llegado.

¿Qué hace, pues, que la gente quiera comprarse un iPhone 5 hecho de oro? ¿De dónde sale la famosa nomofobia?

Buscando el hall de la fama

La respuesta es simple, la expansión de fotos en Instagram intentando mostrar la atractividad o felicidad (o cara de pato), los tweets interminables que muestran situaciones y estados de ánimo que a nadie le interesan, poemas o frases que muestran “su forma de pensar” copiados de internet, fotos de reuniones de “amigos” y lugares y momentos importantes… cientos de ellas, mostrar conformidad o disconformidad ante un tema al son de la marea de a moda, etc. ¿No ha quedado claro?

Para el que no lo haya entendido aún, la respuesta está en el hall de la fama, la frase de “todos hacen esto, así que lo haré yo también y así me tomarán en cuenta” está en el subconsciente de la mayoría de personas que portan un smartphone hoy día, solo que tal vez no se hayan dado cuenta, han adaptado tanto la imagen que ponen en la pantalla a como la red social y/o la sociedad dice que tiene que ser, que poco a poco la verdadera persona va desapareciendo. Buscan llegar a lo más alto, que todos lo vean y le aplaudan cuando lo haga.

Pero jamás será así, si siguen por ese camino.

Mona-Lisa-Smile

Tip para que puedas abandonar ese grupo

En el caso de haberte sentido identificado con todo lo anterior, en el caso de que sientas la necesidad de cambiar la adicción al smartphone, vas por buen camino.

Lo único que me queda por decir es el cómo lograrlo. Es muy simple, enciérrate sin tu smartphone y piensa en aquello que verdaderamente quieres hacer ¿Lo tienes? Ahora dime ¿Cuántas de las cosas que has hecho, dicho o compartido en to smartphone te han servido? ¿No va siendo hora de hacer algo que verdaderamente te sirva? No hace falta que captures momentos importantes a menos que vayas a ser fotógrafo ¿No es mejor vivirlos aunque se vayan? Ahora que tienes la respuesta, podrás decirlo:

“Jamás puedes ser el mejor “copiador”, pero si puedes ser el mejor tú”

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Jesús Sánchez (24 Posts)

Estudiante de bachiller, futuro periodista, novelista, guionista y escritor en general. Apasionado del cine, los videojuegos y a lectura.