Desde hace un tiempo, venimos observando el aumento de denuncias por las estafas con los SMS Premium y otros servicios de las operadoras telefónicas que dejan en evidencia los abusos a los que puede verse sometido un usuario de telefonía móvil. Aunque no es nada nuevo, la realidad es que la falta de información sobre qué podemos hacer, nos lleva a conformarnos con este tipo de estafas y a no saber cómo actuar, si reclamando a la operadora móvil vamos a conseguir algo o no merece la pena…

Aumentan las denuncias por estafas y abusos móviles de SMS Premium

Aumentan las denuncias por estafas y abusos de servicios móviles como los SMS Premium

La verdad es que legalmente no se considera este tipo de abusos como un asunto penal sino de consumo y el vacío legal afecta tanto a los clientes como a las compañías telefónicas, aunque no hace falta que destaquemos que evidentemente los usuarios siempre son los más perjudicados. 

Recientemente se ha descubierto una trama de estafadores con SMS Premium que utilizaban la aplicación móvil de WhatsApp para engañar a los usuarios de móvil que han sido los que, tras sufrir el abuso, han denunciado la situación y han provocado la detención de los estafadores. Sin embargo, ha quedado en evidencia que los números que utilizaban desde la trama, les fueron facilitados por algunas operadoras telefónicas, con lo que se han beneficiado económicamente y de forma fraudulenta de las ganancias que generan los SMS Premium.

En la actualidad, no existe ninguna ley que les puede exigir responsabilidades y tampoco hay un código de conducta para que las empresas actúen con honestidad, por lo que las operadoras móviles que tienen servicios SMS Premium pueden seguir actuando según sus propias normas.

Por todo esto, es responsabilidad de las empresas de telefonía móvil muchos de los abusos que afectan a los clientes. De forma directa o indirecta, son las operadoras telefónicas quienes facilitan los números a las empresas para generar ganancias, y aunque algunas empresas los usen de forma legal, ambas comparten los beneficios por su explotación. Por otra parte, al no haber un código que regule los servicios SMS Premium, la estafa es relativamente sencilla. Además, aunque la operadora está obligada a dar de baja al cliente cuando se presenta una denuncia por alguno de estos servicios, no tiene la obligación de bloquear el número usado inmediatamente, por lo que puede seguir operando sobre otros clientes, con lo que los fraudes en muchas ocasiones afectan a muchos usuarios.

Finalmente, vamos a señalar qué podemos hacer en caso de encontrarnos con una estafa telefónica: en primer lugar, llamar a nuestra operadora de telefonía móvil para que bloquee todos los servicios Premium que tengamos contratados, reclamar las cantidades facturadas de forma ilegal en concepto de SMS Premium, podemos dejar esa parte de la factura sin abonar y si nos llegan más mensajes publicitarios responder al remitente con un SMS escribiendo la palabra “baja” para así anular la suscripción. En el caso de que nuestra operadora telefónica no actuara en consecuencia ante nuestras quejas, debemos dirigirnos a la oficina del consumidor para presentar una denuncia indicando el fraude del que hemos sido objeto.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Rosa Maria Sanz (64 Posts)