La elegancia más sencilla y radiante llega a los smartwatches: Zeblaze Crystal es la prueba. ¿Quieres saber más? Entra y sigue leyendo.

Zeblaze-Crystal (1)

La belleza y la sabiduría se dan la mano

Elegancia y sabiduría.

Elegancia y sabiduría.

Así es más o menos como lo describen quienes lo han probado. Zeblaze Crystal no deja de ser un smartwatch al uso, de los que ya todos conocemos sus funciones. Sin embargo, cabe destacar que un smartwatch es, por encima de todo, un reloj, y como tal, el diseño es un aspecto muy importante a valorar. Eso mismo es lo que sus creadores han creído, y por eso han decidido utilizar una tecnología de moldeado bicolor para elaborar sus cuervas, radiantes ellas gracias a la incursión de cristal templado con pantalla angular que funciona en tres dimensiones.

Pero Zeblaze Crystal no es solo un físico despampanante, no; cuando se menciona la sabiduría como gancho comercial, lo hacen para referenciar al chip MTK2502, cuya potencia permite una mayor implementación y compatibilidad con el sistema Android e iOS. Esto permite funciones como el monitoreo en tiempo real de tu ritmo cardíaco, equivalente al del archiconocido Apple Watch. El resto de funciones habituales de un smartwatch, tales como el podómetro, la sincronización de agenda, mensajería, biblioteca musical o el control remoto de la cámara con nuestro smartphone, están, inequívocamente, presentes en Zeblaze Crystal; eso sí, su funcionamiento se ve prolongado y potenciado gracias al Bluetooth 4.0. Por si todo esto fuera poco, Zeblaze Crystal es resistente al agua, por lo que podrás realizar tus cuidados básicos de higiene sin problemas mientras llevas puesto tu smartwatch.

Podéis haceros con Zeblaze Crystal siguiendo este enlace con el cupón descuento ZC por 54,99$, cortesía de Gearbest.


¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Kaim (26 Posts)

Nacido en un caluroso mes de septiembre; analítico, empático y algo manipulador. Todo lo que tengo de riguroso y apasionado lo tengo de lunático e irreverente. La pasión por los videojuegos y la escritura desde temprana edad gestaron mi yo actual. No te dejaré indiferente. Soy Kaim, y ésta es mi historia.