imovilizate18102016

Las grandes marcas de lujo se alían con la tecnología, de manera que las start – up tecnológicas permiten a los marcas, casi siempre a partir de los Smartphone de los clientes, saber cosas como que trayecto ha realizado el cliente por la tienda o hallar el porcentaje de los clientes que han realizado un compra

Estando en la época del Big Data, las marcas de lujo quieren saber quiénes son sus clientes y tener el mayor número de datos de los mismos, entre ellos que es lo que les hace fijarse en un producto y no en otro.

Ahora ello es posible gracias a Retail & Digital 2.0, una start – up tecnológica que ha desarrollado un sistema que permite a las grandes tiendas por departamentos de París detectar la frecuencia de los Smartphones de sus clientes; mientras estos compran sus sistemas recogen datos de los teléfonos móviles de los clientes.

Mediante el análisis de esos datos es posible explicar por qué un cliente decide comprar en una tienda de Louis Vuitton y no en la de Gucci que se encuentra a solo unos metros de él. El desarrollo de estos sistemas se está viendo favorecido porque la industria de lujo considera que es necesario romper la barrera entre lo físico y lo digital.

Otra start – up encargada de poner la tecnología al servicio de la industria del lujo y de nombre Retency, dota a las tiendas de moda  y centros comerciales de antenas que pueden hacer seguimiento de la frecuencia de cada uno de los teléfonos móviles que porta el cliente.

De este modo se pueden dibujar mapas que indican cual ha sido la senda que ha transitado el cliente mientras ha estado en la tienda. Al mismo tiempo el sistema guarda la huella del móvil del cliente que será reconocido cuándo vuelva a la tienda de compras.

De hecho dicha tecnología ya ha sido utilizada por una tienda de lujo en París para adquirir datos de los viandantes que pasaban por delante del escaparate de la tienda. El detector de frecuencia ha permitido calcular el porcentaje de viandantes que se han parado a ver el escaparate.

Otros emporios de lujo en París han optado por calcular el número de clientes que tienen en un momento dado en la tienda contado la huella electrónica única que deja cada Smartphone. Cruzando los datos de esas huella digitales con los registros de venta permite saber qué porcentaje de clientes han comprado y cuáles únicamente han ido a la tienda de visita.

Gonzalo Sanchez del Pozo (419 Posts)