La tecnología, como en cualquier otro campo, también está llamada a revolucionar los campos de la medicina y de la salud. Desde exoesqueletos que van a permitir que personas con movilidad reducida puedan llevar una vida casi normal, a nanopartículas rebosantes de principios activos que solo actuarán en los órganos en los que se necesite, pasando por drones que podrán llevar suministros médicos a zonas de difícil acceso

imovilizate02052016

Tres desarrollos tecnológicos que van a marcar el futuro de la salud

El campo de la medicina y de la salud no es ajeno a la revolución tecnológica que se está produciendo. Aquí os mostramos tres de las tecnologías que tienen un futuro más claro dentro de la medicina y el cuidado de la salud: exoesqueletos, nanotecnología y drones.

Los exoesqueletos ya llevan un tiempo formando parte de técnicas revolucionarias en rehabilitación de personas que tiene dificultades de movilidad. Los exoesqueletos son una tecnología que nació en el campo militar y que ahora se convierte en un auxilio para personas con falta de movilidad, sobre todo con discapacidad cerebral o medular.

En los próximos 5 años los exoesqueletos se comenzarán a utilizar en solventar el día a día de las personas aquejadas de falta de movilidad. Para ello es necesario que el abanico de problemas que pueden solucionar aumenten.

La nanotecnología también parece que se afianza en el sector de la salud, tanto que los expertos auguran que en los próximos años la nanotecnología provocará en el sector de la salud una revolución tan importante como fue la revolución industrial para la economía.

La nanotecnología ya se utiliza en estos momentos en los campos de diagnóstico y las analíticas de manera que es posible el uso de instrumentos miniaturizados que cada día que pasan son menos invasivos.

Otra aplicación son medicamentos construidos a base de nanopartículas rebosantes de principios activos que solo actúan en el área a tratar, como en el caso de los tumores. Además estas nanopartículas, por lo general, no suelen tener los efectos secundarios que normalmente tienen muchos medicamentos.

Los drones, aunque en un primer momento no lo parezcan, van a tener una función indispensable en los campos de la medicina y la salud. Estos drones, aunque todavía el campo normativo no está desarrollado, podrán llevar suministros médicos a zonas difícilmente accesibles.

Otro campo abonado para los drones es poder acudir a zonas de catástrofes – con plagas, zonas con radioactividad – para poder desde hacer tomas de datos, gracias a diferentes sensores, o bien llevar suministros médicos a zonas dónde una aeronave tripulada no puede llegar por poner en peligro a sus ocupantes.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate? Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (405 Posts)