imovlizate12092016

La tecnología 5G llama a la puerta en España. Los expertos vaticinan que este nueva tecnología para redes móviles se generalizará haya por el 2020. Su principal uso será conectar máquinas y los sectores por los que primero se extenderá serán el sector del automóvil y el sector sanitario

Esta revolución de la tecnología móvil, evolución lógica del 4G/LTE estará plenamente operativa en España en el 2020, según la mayoría de los expertos que han tomado parte un reciente encuentro en Valencia.

El principal valor del 5G es que permitirá que unas máquinas se conecten con otras, en sectores como el del automóvil, maquinaria de todo tipo, tecnología médica y casi cualquier objeto de los que utilizamos habitualmente en nuestra vida diaria.

Los expertos auguran que el primer sector que hará un uso intensivo del 5G será el del automóvil y se aplicará en sistemas de seguridad, guiado de vehículos y conducción autónoma y asistida.

En solo 4 años, los que quedan para el 2020 hará de España una sociedad hiperconectada, tales son las conclusiones del simposio organizado conjuntamente por la Universidad Politécnica de Valencia y el IEEE, acrónimo en inglés del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos.

A la nueva tecnología 5G, han sido muchos los expertos los que la han denominado, no sin razón, como el “internet de las cosas inalámbricas” lo que es la antesala de una sociedad hiperconectada a decir de los mandarines de las telecomunicaciones.

Sin embargo, antes de que la tecnología G5 esté plenamente operativa en España es necesario el prerrequisito de que se desarrollen las redes móviles, esto es, que la cobertura de infraestructura móvil llegue a todos los puntos de nuestro país.

Los primeros que harán un uso a fondo de la tecnología 5G será el sector de la automoción y afines, y tendrá que ver en la comunicación entre vehículos. Esta comunicación servirá para poder desarrollar sistemas anticolisión, guiado de vehículos y conducción autónoma.

De hecho el uso futuro de la tecnología 5G viene refrendado por el hecho de que los fabricantes ya preinstalan en los vehículos tecnología – conducción autónoma, guiado, sistemas anticolisión – que adivina las próximas infraestructuras de 5G.

Otro de los sectores que también vivirán la eclosión del 5G es el sanitario, y se centrará en la conexión de sensores médicos que se podrán enviar y recibir datos a distancia de una manera fiable. Muchos de esos sensores serán implantados en pacientes y pueden permitir, entre otras, la detección precoz de determinados riesgos.

Gonzalo Sanchez del Pozo (409 Posts)