imovilizate25102016

Los medios de comunicación de masas se han hecho eco de los problemas que ha tenido el recién retirado del mercado Samsung Galaxy Note 7 con sus baterías; muchas se recalentaban en exceso y unas cuantas han explotado de manera espontánea.

Los ingenieros de Samsung han dictaminado que el mal funcionamiento de las baterías, se ha producido por el diseño del Samsung Galaxy Note 7. El tener una pantalla simétrica unida a hueco necesario para insertar el S – Pen dejaba a la batería constreñida.

Debido a ello cualquier ligero aumento de la temperatura del terminal – como cuándo se recarga – provocaba incendios y explosiones, debido a la naturaleza de la batería, si hubiese sido una batería de estado sólido otro gallo habría cantado.

Estas baterías de estado sólido aunque todavía no se prodigan en los terminales de telefonía móvil, ya están en pleno uso en weareables, drones y otros tipos de dispositivos inteligentes.

Por de pronto las baterías de estado sólido cuentan con una mayor vida útil y son capaces, por su estructura interna, de disipar mejor el calor y por tanto logran un mejor rendimiento. Por todo ello tienen menos probabilidad de inflamarse de manera espontánea.

Sin embargo con las baterías de estados sólido no todo son ventajas: uno de sus principales hándicaps es el precio, mayor que otro tipo de baterías. El precio depende fundamentalmente del tamaño que tenga la batería; si esta es pequeña el precio no es muy alto, pero si en aquellas que son muy grandes y tienen una gran capacidad, que pueden llegar a costar hasta 100 dólares norteamericanos.

La tecnológica surcoreana LG, que hasta ahora ha sido el principal proveedor de baterías de Samsung, ha comenzado a investigar en baterías de estado sólido con el objetivo de que se conviertan en un estándar en los terminales de telefonía móvil.

Todo permite prever que veremos las primeras baterías de estado sólido en los Smartphone aproximadamente en 5 años, aunque evidentemente será necesario que esa tecnología se haga mucho más barata, lo cual sucederá cuándo se generalicen. Entonces es muy posible que los primeros fabricantes que opten por baterías de estado sólido sean Apple, Samsung y como no, Google.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)