Boda Púrpura
La afamada serie de HBO, Juego de Tronos, es una de las más conseguidas en cuanto a efectos e imagen, pero esta súper producción de la pequeña pantalla tiene un coste por episodio de aproximadamente seis millones de dólares.

Juego de Tronos y su coste por episodio

Juego de Tronos es una de las producciones con más tirón de la productora HBO, pero también es una de las que más gastos le causa por episodio. Sus grandes escenarios y juegos visuales (además de los traslados hasta Croacia, Irlanda o Islandia) le elevan el coste por episodio a seis millones de dólares, aproximadamente.

Evidentemente, no todos los capítulos de la adaptación de Canción de Hielo y Fuego suponen lo mismo. El episodio piloto de la serie alcanzó la cifra de 10 millones de dólares, y el penúltimo de la segunda temporada, Blackwater, los 8 millones. Algo que, sin dejar de ser desorbitado, puede entenderse por las escenas que en el 2×09 se ven de lucha con barcos sobre las aguas del puerto de Desembarco del Rey.

Daenerys y Daario
A pesar de lo excesivo que puede parecer, Juego de Tronos no es la serie más cara de la historia. Friends, sin apenas efectos especiales y con unos escenarios muy limitados, también alcanzaba la cifra de seis millones por episodio. Algo que solo se puede explicar si recordamos que sus protagonistas cobraban un millón de dólares por capítulo emitido, cada uno.

Por ahora, la serie con un piloto más caro en la historia es Terra Nova con 20 millones, seguida de Lost con 14 millones de dólares. Los presupuestos más altos se reparten entre Boardwalk Empire, Roma (100 millones entre las dos primeras temporadas), The Pacific (150 millones), Hermanos de Sangre (120 millones) y House of Cards (100 millones para los dos temporadas iniciales).

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Jacinto Hernández (137 Posts)

Aficionado a la informática, tecnología y el cine. Amante del buen humor. 20 años delante de la pantalla...