Una nueva entrega de James Bond en el que Sam Mendes no abandonan el canon tácito que sigue cada nueva película de 007. Acción, tiros, persecuciones, mujeres bellísimas y mucho firtleo. También es de reseñar la humanización que desde hace tres entregas ha adquirido Bon y como no el histrionismo a que ya nos tiene acostumbrado Christopher Waltz en su personaje de máximo jefe de Spectre

imovilizate18112015c

Spectre, por fin James Bond suda

Los productores de Spectre, que también lo son de Skyfall y de Quantum of Solace, vuelven a acertar al mostrarnos a un James Bond mucho más humanizado y poliédrico. Acostumbrados a tratar con un mito, los espectadores se identifican mucho más con un 007 que también tiene su lado oscuro.

Desde Quantum of Solace tenemos a un James Bond, interpretado las tres veces por Daniel Graig, que duda, siente dolor, abusa del alcohol y tiene un buen número de traumas, parte de los cuales pudo exorcizar en Skyfall, volviendo a un pasado en el cual pudo vengar a sus padres asesinados, ahora sabemos que por Spectre.

En la película también se puede ver el buen hacer de Sam Mendes, que borda esta cinta, aunque todo parece indicar que nos encontramos ante un fin de ciclo, por mucho que el contrato de Daniel Craig especifique que todavía le queda por filmar una película.

Craig parece deseoso de dejar al personaje, seguramente para no perecer aplastado por el agente secreto. La experiencia nos dice que muchos de lo que interpretaron a 007, como es el caso de Roger Moore y en menor medida Pierce Brosnan, luego no pudieron hacer otro tipo de papeles quedado anquilosados en papeles de héroes de acción.

También es reseñable la interpretación del resto del elenco, caso de ese malo malísimo que interpreta el histriónico Christopher Waltz, o la femme fatale que borda una Monica Belluci que en su cincuentena todavía es capaz de elevar la libido a cualquier hombre.

El estreno como chica Bond de la bellísima Léa Seydoux la verdad es que nos deja un poco fríos casi a la misma altura de lo gélido que resulta el personaje que interpreta. Una interpretación correcta pero que no logra salir de encasillamiento de la chica Bond que es tradición en cada nueva película sobre el agente secreto que pergeñase Ian Fleming.

Gonzalo Sanchez del Pozo (424 Posts)