Con Pride desembarcamos nuevamente en la comedia social británica que tan buenos resultados ha dado en obras como “Billy Elliot” o “Full Monty”. En este caso seremos testigos de la enconada lucha que mineros y el colectivo LGTB llevará a cabo contra las políticas ultra liberales de Margaret Tatcher y el partido “Tory”. Mi crítica de Pride se puede complementar, por abrir el espectro, con la que ha realizado Sonia, mi compañera en la redacción.

Pride, orgullo minero

Pride, orgullo minero

Después de ver Pride, intensa en reivindicación social y emociones, en lo primero que piensas es en otras películas de comedia social británica que hemos podido ver en este país, e incluso en el Reino Unido y en versión original. Las imágenes se agolpan de títulos como Full Monty, Billy Elliot o Mi Hermosa lavandería.

Para ser la ópera prima de Matthew Warchus tenemos que decir que lo borda, muchas veces gracias al elenco actoral en el que se ha combinado magistralmente las canas y las tablas con un conjunto de actores muy jóvenes que muestran bien a las claras que seguramente su paso por esa profesión de actor les tiene reservado muchos éxitos.

Nos encontramos ante hechos reales, cuando en lo más cruento de la huelga de la minería en Gran Bretaña contras las políticas ultra liberales de Margaret Tatcher, el colectivo LGTB de Londres decide solidarizarse con las familias mineras recaudando fondos para sus cajas de resistencia.

Así surge LGSM, acrónimo de Lesbians and Gays Support The Minners, que comienza a recaudar fondos para los mineros. Debido a la incomprensión de los sindicatos mineros, LGSM deciden plantarse en un pueblo minero galés para entregar los donativos que han logrado recoger.

A partir de ahí comienza una comedia rocambolesca en la cual vemos como, finalmente, y después de bastante incomprensión mineros y movimiento LGTB forman una piña común. De hecho fue gracias a LGSM, y en deferencia por el apoyo recibido, las organizaciones sindicales mineras lograron que los laboristas apoyasen los derechos del colectivo LGTB.

Una historia de militancia pura y dura en la cual se forjó la lucha del movimiento gay y el movimiento obrero por defender sus derechos; los mineros y el movimiento obrero por lograr defender su medio de vida y sus derechos económicos y sociales y el movimiento LGTB británico por lograr la visibilidad de su movimiento y la normalización en la sociedad británica de todas aquellas personas que mantienen relaciones afectivas y sexuales con personas del mismo sexo.

Mención aparte hay que hacer de la magnífica puesta en escena – estilismo, attrezzo, vehículos y localizaciones – que nos retrotraen perfectamente al Londres y al Gales rural de los primeros años de la década de los años 80 del pasado siglo.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (411 Posts)