Con “Mad Max: furia en la carretera” el director George Miller, ya asentado en su década de los 70, ha logrado un producto redondo donde refulgen con luz propia Tom Hardy y Charlize Theron en unas grandes interpretaciones. Mérito tiene que una película de algo más de dos horas y que en ningún momento, a pesar de carecer casi de diálogos, se hace pesada.

Mad Max, furia en la carretera: no todo estaba ya inventado

Mad Max, furia en la carretera: no todo estaba ya inventado

Lo primero que debemos de decir de esta nueva entrega de Mad Max es que ni el personaje ni la épica han envejecido. 30 años después de que se rodase la última secuela – Más allá de la Cúpula del Trueno – podemos decir que la adrenalina sigue fluyendo en cada minuto de metraje de la película.

Además el director, George Miller, ya septuagenario, tiene mucho oficio y tablas, construyendo un puzle en la película que para sí quisieran muchos directores jóvenes que creen que una película se soluciona solo a base de acción, adrenalina y muchos efectos especiales.

Tom Hardy, el actor que ahora interpreta a Max, ha sabido recoger en su interpretación todo el universo Mad Max para dotar a su personaje de la prestancia, dureza y aspereza con la cual nos acostumbramos al personaje que en las últimas tres películas interpretó Mel Gibson.

Charlize Theron se convierte así en la espina dorsal del filme. Es Imperator Furiosa la que coreografía toda la película de comienzo a film convirtiéndose en la verdadera protagonista alrededor de la cual pulula el resto de los protagonistas, incluido Tom Hardy en su papel de Max Rockatansky.

Mad Max, furia en la carretera ha sido capaz en los aproximadamente 120 minutos que dura la película de reinventar completamente el universo Mad Max, en el que parecía que en ya estaba perfectamente configurado en las tres entregas cinematográficas anteriores.

Por último no está demás decir que también hay que destacar la genialidad que ha tenido Miller para desarrollar una película de algo más de dos horas en los cuales no hay casi diálogos y lograr encadenar escena tras escena con un lenguaje visual que logra que el metraje no se haga pesado para el espectador.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (429 Posts)