El conflicto sirio está demostrando bien a las claras el músculo del ejército ruso y de la tecnología que utiliza. Después de muchos años de que desde las cancillerías de los países occidentales se calificase a la tecnología militar rusa casi de quincalla, la operatividad de las fuerzas armadas rusas ha sorprendido a los máximos responsables militares norteamericanos

imovilizate01022016b

La tecnología militar rusa desplegada en Siria asombra a los militares estadounidenses

Siria está sirviendo de ensayo a las nuevas tecnologías bélicas rusas lo cual está sorprendiendo a los militares norteamericanos que pensaban de que la tecnología armamentística del ejército ruso no era tan avanzada.

Durante décadas, los militares norteamericanos en particular y occidentales en general, se han pasado minusvalorando la tecnología militar rusa y la potencia de su ejército. Frases como “los misiles de la fuerza área rusa son más bien tontos que inteligentes” eran un lugar común en muchos estados mayores de ejércitos pertenecientes a la OTAN.

La realidad es que en estos momentos la fuera área rusa realiza diariamente en el teatro de operaciones sirio más misiones en un día que las que realiza la coalición occidental en un mes. Al mismo tiempo la marina de guerra rusa está lanzando misiles hacia objetivos estratégicos desde más de 1.500 kilómetros de distancia.

Y por lo que parece los rusos también tienen su propio escudo de misiles, como están demostrado con sus sistemas de misiles S – 400 TRIUMF que están permitiendo mantener libre de misiles enemigos más de la mitad de Siria y también una gran parte de Israel.

El teniente general Ben Hodges, el militar norteamericano de mayor graduación en Europa, ha alabado los importantes avances tecnológicos de los rusos en guerra electrónica. Explícitamente ha citado el sistema KRASUJA – 4 que son capaces de dejar “a ciegas” a los aviones AWACS de alerta temprana.

Al mismo tiempo el máximo responsables de la fuera área norteamericana en Europa y África, el teniente general Frank Gorenc ha informado que el ejército ruso ha instalado sistema antiaéreos de última generación en Crimea y Kaliningrado. Dichos sistemas impiden de hecho que los aviones de la OTAN puedan acceder de forma segura a parte del espacio aéreo polaco.

La potencia militar rusa está permitiendo al gobierno de Vladimir Putin tener influencia en vastos territorios de lo que antes de 1989 eran territorio de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas e inclusive influir en otros lugares más alejados como es el caso concreto de Egipto.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (406 Posts)