A lo lejos, en el horizonte, se empiezan a distinguir las siluetas de varios hombres, hombres de piel dorada e imperturbables frente al paso del tiempo, hombres que han hecho felices a muchos, y desgraciados a tantos otros, hombres con la potestad de llevar a la gloria aquel que sueñe con ellos, hombres que, para bien o para mal, deciden destinos. Y así es, se acerca la 87 ceremonia de los Academy Awards, los Oscar. Un año más la élite hollywoodiense se viste de gala para entregar los premios más populares del mundo del cine.

2015NPHOscarsHost0115

Respetados por unos, aborrecidos por otros, los Oscar son siempre tema de conversación tanto antes como después de la gala. Decisiones polémicas, la imposición de lo políticamente correcto y la costumbre de barrer para casa y elegir el camino fácil han sacudido incontables veces la opinión pública, pero el chiringuito se mantiene y este año viene fuerte, muy fuerte.

En una época en la que el cine no pasa por su mejor momento ni en el ámbito creativo en el ámbito económico -véase la explotación intensiva de sagas como la ahora infumable Transformers o de la constante aparición de los mismos superhéroes una y otra vez en la gran pantalla (con la sana excepción de Guardianes de la Galaxia)- 2014 ha sido la cuna de joyas que serán capaces de recordarte por qué amas el cine, películas que te harán disfrutar desde el primer hasta el último minuto, películas por las que merece la pena hacer un esfuerzo extra y animarse a pagar la entrada.

A lo largo de este artículo intentaré acercaros mi punto de vista sobre las distintas películas nominadas este año 2015, pero lamentablemente (debido a la falta de tiempo y ,por qué negarlo, dinero) solo podré dedicarme a aquellas nominadas a mejor película y no a aquellas que estén presentes en otras categorías . También he de dejar claro que lo expresado aquí es una opinión, la mía, y que no pretendo venderla  como la verdad absoluta sino como lo que es: la expresión de la impresión causada en mí por las películas en cuestión. Antes de empezar también debo indicar que muy a mi pesar hay cierto riesgo de spoiler, aunque intentaré evitarlos. De todos modos, avisados quedáis: estáis entrando en una zona con peligro de spoilers.

Repaso a las favoritas a los Oscar

BIRDMAN

birdman

La película que ocupa la cabecera de la lista es Birdman, del director Alejandro González Iñárritu. Va a ser difícil expresar en unas líneas lo que pienso sobre esta película. Podría calificarla de maravillosa, de magnífica, pero no creo que esos sean los términos más adecuados. Es una de esas películas de las que no querrías separarte, de esas que se acaban y te dejan sentado en la butaca durante unos segundos extra, de esas que te hacen disfrutar con su sencillez, de esas que te ofrecen el placer de abstraerse del mundo en una pantalla de cine.

Nos presentan a Riggan Thomson (interpretado por Michael Keaton) como un actor cuya gloria pasada le persigue y forma su ego, un personaje cuya idea de eternidad en el mundo del espectáculo pasa por hacerse valer en un único y titánico esfuerzo final, un último aleteo. Iñárritu nos brinda un acabado técnico brillante, lleno de dinamismo y tremendamente envolvente gracias al cual la historia simplemente fluye llevándote consigo. Pero no sólo brilla en la forma en la que se muestra la historia, también brillan sus componentes. Birdman cuenta con un elenco de otro nivel, empezando con Michael Keaton como cabeza de cartel -y como serio candidato a elevarse con la estatuilla de Mejor Actor- y con secundarios como Edward Norton o Emma Stone.

Por lo tanto, igual la palabra que buscaba no era maravillosa, pero podría decirse reconfortante sí lo es. Birdman se define como cine puro y duro, es una película que, sin entrar en la élite de la historia de este arte, sabe cubrir todos los frentes (guión, dirección, banda sonora ,etcétera) de manera sobresaliente a la vez que sencilla, sin florituras ni aditamentos innecesarios. Junta todos los ingredientes para ser una gran película, y lo es.

BOYHOOD

Boyhood-poster

Imagina que alguien ha estado grabando a un sujeto X durante los últimos 12 años, ¿lo tienes?, ahora imagina que la persona que tuvo la idea de grabar tenía la intención de hacer una película con el material obtenido, ¿nada raro?,  pues ahora imagina estar dos horas cuarenta y cinco minutos metido en una sala de cine viendo capítulos de la vida de otra persona (el protagonista) sin ningún objetivo aparente. ¿El sueño lo llevas bien? Lo que acabas de ver es Boyhood, ya no tienes que imaginar nada más. Desde mi punto de vista Boyhood es demasiado grande para lo que tiene que ofrecer.

Sin duda alguna estamos ante una producción enorme, tremendamente ambiciosa y con un punto fuerte muy poderoso: la película es muy personal, es muy fácil empatizar con los personajes. Pero ahí se acaba lo bueno y empieza lo malo. La idea de plasmar la infancia y la adolescencia de un individuo sin cambiar al actor protagonista es sin duda excelente y el reto que supone tal idea es superado con creces pero no nos engañemos, el producto final es más que decente en términos generales pero es la propia vida que se transmite la que debilita a la película.

En otras palabras, el concepto es de 10, la dirección es cojonuda y los actores son notables pero la historia… Igual soy yo el que no lo sabe apreciar, y probablemente sea así, pero no logró encontrar un mínimo objetivo a la película. Sí, es curiosa, sí, es íntima, pero al final resulta plana. No deja de ser una vida más, una vida difícil pero que no se sale del espectro de lo posible.

No creo que la película pretenda ser más de lo que es, lo cual la hace honesta, pero la falta de desarrollo o evolución le pasa mucha factura y más con una duración total de 165 minutos. Tiene sus momentos, claro, pero le falta garra, algo que te atrape más allá de la empatía con los personajes.

Sin duda ha sido un proyecto mágico a la par que interesante y sin duda la idea ha sido bien dirigida pero yo no pago una entrada de cine para estar cerca de tres horas viendo a alguien crecer sin más, por mucho que me pueda relacionar con el personaje, porque no me aporta nada nuevo.

THE IMITATION GAME

Imitation-Game-Poster

Con The Imitation Game voy a ser claro y conciso, ya que darle más vueltas de las necesarias sería una tontería. The Imitation Game es simple y llanamente un producto de entretenimiento redondo. Estamos ante una película cuya historia igual no tiene una estructura innovadora ni ofrece  recursos que no se hayan visto antes pero que de alguna manera, gracias a una trama en extremo interesante, aporta cierto aire de frescura dentro del género. El interés que genera en el espectador hace que te mantengas pegado al asiento durante las dos horas que dura la película y en ningún momento se vuelve aburrida o tediosa.

Mención especial para Benedict Cumberbatch y Keira Knightley, quienes están absolutamente fantásticos en los papeles -principal y secundario respectivamente-, que representan. No hay mucho más que decir, es simplemente una película tremendamente agradecida que puede transformar una buena tarde en una tarde absolutamente maravillosa. Así pues no voy a decir nada más y os voy a animar encarecidamente a verla, ya que no os decepcionará y hará de vuestro día una experiencia mejor.

WHIPLASH

whiplash.34229

Creo que no hace falta trabajar en Telecinco de madrugada para adivinar que he disfrutado mucho con prácticamente todas las películas nominadas este año, pero no creo, sino afirmo, que ninguna me ha hecho esbozar una sonrisa tan grande como la que iluminaba mi cara mientras veía Whiplash. Amante de la música o no es fácil descubrir la pasión y la intensidad con las que esta gran obra ha sido amasada. Whiplash es, sin duda alguna, una auténtica delicia para los sentidos. Pocos largometrajes pueden presumir de ser tan absolutamente mágicos y seductores como para poder condensar 106 minutos de cine en lo que parecen ser 15.

Whiplash es vibrante, rápida e incansable ante la atenta mirada del espectador. Whiplash es un caballo loco desbocado en una oscura sala de cine. Whiplash es expresión. Whiplash es música. Whiplash es tener los pelos de punta durante los últimos 15 minutos de proyección. Ya sea por las magníficas manos de Miles Teller o por la absolutamente sobrecogedora actuación de Simmons. Whiplash es, sin lugar a dudas, una de las mejores experiencias que ofrece el cine hoy por hoy. Whiplash es libertad.

AMERICAN SNIPER

American-Sniper-Movie-Poster

Hay una pregunta que me viene a la cabeza cada vez que veo el título de esta película escrito en alguna parte: ¿Por qué esta soberana mierda tiene cabida en una lista de nominados cuyo nivel es infinitamente superior? Creo que la única explicación posible es que el público norteamericano, con ese comportamiento ovejil tan característico, considera que uno de sus objetivos vitales es recrearse en una pocilga autofelativa llena de barras y estrellas. American Sniper es mala, muy mala, malísima, horripilantemente terrible.

Para empezar, la historia es un tostón bien grande, tamaño 4xl, amén de cutre y mal llevada. Basada en una historia real, nunca en mi vida -ni siquiera en las películas horasiesteras de Antena 3- había visto personajes tan jodidamente malos como en esta película. El protagonista, aunque bien representado por Bradley Cooper, es una broma de mal gusto. No me equivoco si digo que he visto mesas más interesantes que la mente del hombre en cuestión, un hombre con motivaciones -si es que a eso se le pueden llamar motivaciones- absurdas y banales además de altamente cuestionables. En resumidas cuentas es un hombre que representa lo banal, la linealidad y la falta de personalidad y pensamiento crítico.

Tener como eje de la película a semejante cacho carne sin sustancia es, por lo tanto, la gota que colma el vaso. Pero no solo puedo poner a parir a la terrible historia y al infame protagonista, también puedo poner a bajar de un burro a la dirección, obra del legendario Clint Eastwood. Los primeros 15 minutos, que deberían ofrecerte una ligera idea de la película y como mínimo engancharte un poco a la misma, no son más que una serie de escenas tiradas en tu cara sin ton ni son. No parecen tener una conexión lógica y parecen propias de una producción de primer año de audiovisuales. El resto de la película no mejora demasiado lo visto en los primeros minutos, aunque las escenas de acción bélica consiguen crear algo de tensión (lo que se llega a agradecer en gran medida).

En serio, no veas esta película, los 9 euros que vale la entrada está mejor invertidos en una Whopper del Burguer King y un episodio de tu serie favorita.

Ojalá vea el día en el que el público y la crítica norteamericanos dejen de regodearse en el patriotismo barato, porque le hace muchísimo daño al cine (va por ti, Michael Bay).

THE GRAND BUDAPEST HOTEL

The-Grand-Budapest-Hotel-Poster

The Grand Budapest Hotel es sin duda la película más carismática de este año. Quizás no cuente con el efecto sorpresa de sus competidoras ya que fue estrenada hace casi un año (allá por la anterior ceremonia de los Oscar) pero de todas formas sigue teniendo un toque de originalidad que la mantiene fresca y divertida. Ciertamente esta película significa enfrentarte a un torrente de caras conocidas: los papeles principales están copados por un sinfín de actores cuyos rostros te resultarán familiares. Todo esto en un ambiente totalmente inesperado e indudablemente especial. La ironía, la individualidad de los personajes, los gags dignos de un sketch de SNL (feliz 40 cumpleaños) y una dirección artística brillante convierten a The Grand Budapest Hotel en una aventura digna de ser disfrutada. Su ligereza ,respaldada por el hecho de que la película se ríe de sí misma (no el nivel de Sharknado, que juega en otra liga) puede no dar la imagen de robustez que uno espera de una candidata a los Oscar, pero nada más lejos de la realidad.

The Grand Budapest Hotel es una pequeña maravilla fruto de la diversión y libertad que ofrecía un proyecto tan abierto y original. Es absurda, encantadora, dura y sarcástica. Puede que no tenga mentalidad de blockbuster ni el dramatismo de tantas otras películas pero no tiene nada que envidiar a nadie y demuestra que no pasa nada por arriesgarse un poco de vez en cuando.

SELMA

selmamovieposterartwork

Antes de empezar a escribir mi opinión sobre Selma me gustaría destacar que hoy hace dos días que se estrenó la malograda 50 sombras de Grey. Es entendible que una película que ha recibido tanta publicidad durante los últimos meses atraiga a una gran cantidad de gente al cine pero a 6 días de la ceremonia que protagoniza este artículo considero un insulto tanto para el espectador como para la industria que una de las candidatas a mejor película se tenga que conformar con una sesión diaria por seis de la ya mencionada 50 sombras de Grey.

A lo que voy, personalmente me parece preocupante que una película que data de hace 50 años todavía tenga cierta vigencia en el mundo que nos rodea, aunque lo que nos interesa es el nivel cinematográfico. En este aspecto podríamos decir que Selma no es la panacea que muchos parecen prometer. No es lo mejor que vais a ver en vuestra vida pero no deja de ser una gran película. En algunos momentos se muestra torpe e inocente (por poner un ejemplo: se presenta a un personaje que está comprometido con la causa al que no se le da línea alguna. En ese momento el espectador sabe que va a morir en 10 minutos). Independientemente de eso es una película fuerte, comprometida y ,sobre todo, muy bien actuada. Desde Tim Roth como Wallace hasta Oyelowo como Martin Luther King las interpretaciones en Selma son impecables y elevan la historia al nivel que se merece.

Es innegable que es una película dura y amarga pero al parecer necesitamos recordarnos a nosotros mismos los errores que cometimos en el pasado -y que seguimos cometiendo- para poder seguir en la senda correcta o para justificar las tropelías que cometemos en nuestros días (toma pareado).

THE THEORY OF EVERYTHING

The-Theory-of-Everything-Poster-2

Como última película tenemos The Theory of Everything. Definir lo que siento ante esta candidata va a ser muy difícil. La crítica la pone como una auténtica obra maestra y yo no soy quien para defender lo contrario pero tampoco me pareció tan brillante como dicen.

Como amante de la física es maravilloso ver, aunque sea en una pantalla de cine, los primeros años de la carrera de Stephen Hawking y su consagración como una de las grandes mentes del último siglo. Como idea la historia es sumamente fascinante y absorbente pero se han dejado llevar por un azucaramiento que hace que reconocer la dureza de la vida descrita sea una odisea destacable. Sea como sea con esta película han logrado llevar a otra dimensión una existencia conocida por todos y nos han demostrado el valor del amor y la superación personal en tiempos de dificultad.

Es tan tierna y esperanzadora que uno no puede evitar sufrir de hiperglucemia al salir de la sala. Aunque cumple con su cometido y su factura es impactante meter la cabeza en un tarro de azúcar es más sano y realista que tragarse The Theory of Everything.

Estas son las nominadas a mejor película pero hay muchas otras categorías en las que las películas contendientes también se merecen un rato de atención. 2014 ha sido un año bastante decente para el cine y no hay que dejar de ver ninguna de las pelis de esta lista (bueno, American Sniper me da lo mismo).

Si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo con tus amigos a través de las redes sociales con los botones que encontrarás al final. Te estaremos eternamente agradecidos. ¡Gracias!

Ignacio (11 Posts)