El Clan nos presenta en formato cinematográfico lo que fueron hechos reales en Argentina en el primer lustro de los años 80 del pasado siglo. Un escuadron de la muerte argentino, una vez llegada la democracia, dedice reconvertirse en secuestradores y extorsoniadores de empresarios y miembros de la clase alta bonaerense de maenra que el jefe del clan, Arquímedes Puccio utiliza a su hijo Alejandro para que le señale posibles objetivos

imovilizate21112015c

El Clan, desde las cloacas de la dictadura argentina

Después de haber cosechado un León de Plata en la última Mostra de Venecia y de haberse convertido en una serie de televisión emitida por la cadena de televisión argentina Telefé, llega a las pantallas españolas El Clan anclada en pleno realismo social argentino.

En El Clan nos presentan a un grupo heteróclito de miembros de un escuadrón de la muerte de la dictadura argentina, que después de la llegada de la democracia sigue haciendo lo que mejor sabe hacer: secuestrar y asesinar.

Sin embargo el escenario cambia, la llegada de la democracia impide que las estructuras represivas del estado argentino continúen desapareciendo a opositores políticos y activistas pro democracia; a partir de ese momento las víctimas de El Clan serán empresarios y miembros de la clase alta bonaerense y el objetivo la extorsión.

Pero las hechuras de muchos años “chupando” y asesinando opositores políticos son difíciles de olvidar por lo que en varios de esos secuestros los miembros del escuadrón de la muerte siguen teniendo el gatillo fácil por lo que varios de los secuestrados aparecen asesinados.

El Clan presenta muy bien lo que fuero los años 80 del pasado siglo, un tiempo convulso en el cual el poder civil que había reconquistado el poder en las primeras elecciones democráticas se tentaba mucho la ropa a la hora de restaurar la democracia con miedo el ruido de sables e los cuarteles.

Por otra parte, esos convulsos años 80 se parecieron mucho a los que se vivieron en España durante la transición cuándo la cúpula militar interfería en la vida política constantemente vetando determinadas decisiones del primer gobierno democrático, que fue de la UCD.

Del reparto de actores de El Clan cabe destacar el buen trabajo de Peter Lanzani, que interpreta el papel de Alejandro Puccio, un primerizo en la pantalla grande que si bien hasta ahora solo era un ídolo juvenil en Argentina, ha demostrado que puede interpretar papeles con una intensa carga dramática.

También es de destacar la labor actoral de Guillermo Francella, en el papel de Arquímedes Puccio, el patriarca de esa patulea de asesinos. Es más destacable si cabe su interpretación porque Fracella siempre ha sido un cómico, demostrando perfectamente la capacidad camaleónica para cambiar de registro.

También es destacable la banda sonora de El Clan, que nos muestra como era, musicalmente hablando, la Argentina en el primer lustro de los años 80 del pasado siglo. Al mismo tiempo el atrezzo también es de altura para mostrar cómo eran aquellos años en el conurbano bonaerense.

El Clan es una película que merece ser vista para conocer un poco más lo que fue la historia de la Argentina en su transición hacia la democracia y ver cómo eran los victimarios de la dictadura militar, una de las más brutales del Cono Sur americano.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (411 Posts)