Camino de la cruz es un film de origen alemán. Su género es el drama y está dirigida por Dietrich Bruggermann. Los actores principales son: Florian Stetter, Birge Schade, Klaus Michael Kamp, Mortiz Knapp y Lucie Aron. La duración de la película es de 107 minutos. La protagonista María está atrapada entre dos mundos. En la escuela está niña de 14 años tiene los intereses típicos de una adolescente, pero cuando en su casa debe de seguir las órdenes de la sociedad de San Pio X y su interpretación tradicional de catolicismo. Todo lo que suele pensar María y hacer deber ser examinado ante Dios.

camino de la cruz

Camino de la cruz: difícil interpretación

María una adolescente (hija mayor de una familia profundamente religiosa) perteneciente a la Sociedad llamada de San Pablo (grupo integrista y asmático de la Iglesia Católica) La joven está preparándose para hacer la confirmación, pero en la pubertad plena, no encuentra toda la ayuda necesaria para conciliar su fe honda con el rigor que la profesora la madre y la amistad que ha trabajo con Christian  Brugg (un amigo del colegio)

Dietrich Brugg Emann co-escribe y dirige con su hermana Anna una historia que no es autobiográfica. Se educa en la experiencia que vivió su familia en la Sociedad de San Pio X de Marcel. Y la estructura añadiéndose a las catorce estaciones de la práctica piadosa del Vía Crucis de modo que cada uno de los catorce fragmentos en lo que consisten el film adquiere un carácter muy simbólico por un cierto contenido paralelo al de las estaciones. Las catorce partes de la película están rodadas como “tableaux” en un único plano, con la cámara completamente inmóvil. Sólo se desplaza en casos contados incluido en el desenlace de “Don Sepultura al cuerpo de Jesús”

Se puede decir que el film de los Bruggemann es una lograda versión de Camino a la cruz, pues imprimen realismo y respecto a lo que eran trazos caricaturescos. Los hermanos cineastas optan por una gran historia de ficción en vez de basarse en un caso real. La idea es la de pintar la creencia en Dios y la práctica de la religión como algo legítimo, más en los actuales tiempos donde la sociedad laica se queda en un lado  al tiempo que hay que mostrar el riesgo de la fe ciega, donde se ausenta la propia razón e incluso el amor y puede conducir al fanatismo.

Es una película complicada de la que resulta difícil airoso. La visión que un espectador puede extraer sobre la religión con Camino a la cruz no puede ser muy positiva.

El film hace pensar, pues habla de convicciones sólidas. Los actores están muy bien. Sobresale Lea Van Acken que sorte el riesgo de acabar componiendo a una iluminada que se viene abajo.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Sonia Rodriguez (172 Posts)

Mujer de 37 años luchadora, incansable a la hora de saber y exprimir el tiempo y la vida a mordiscos. Me encanta la lectura, escribir, pintar, el yoga, el misticismo y amo a los animales como seres iguales a nosotros.