Esta tarde, a las 16.00 h. (15.00 en Canarias), se retransmite en Telecinco Betty Anne Waters (2010), una película protagonizada por Hilary Swank y Sam Rockwell, que en su momento no dejó indiferente a ningún espectador, aunque en España tuvimos que esperar casi tres años para verla en la gran pantalla.

betty-anne-waters-cartel

El film, basado en rigurosos hechos reales, cuenta la historia de los hermanos Betty Anne Waters (Swank) y Kenny Waters (Rockwell), que vivieron su infancia en centros de acogida tras el incesante abandono e irresponsabilidad de su madre. Desde esos momentos, la unión entre ambos pequeños parecía ser muy fuerte, aunque nunca se hubiera pensado que ese vínculo llegaría tan lejos varios años más tarde.

En 1983, Kenny Waters es acosado de homicidio en primer grado y condenado a cadena perpetua, por el asesinato de una mujer de su mismo barrio. Kenny era conocido por su actitud desvergonzada y gamberra, algo que le trajo problemas en numerosas ocasiones; también tenía antecedentes por delitos menores, lo que hizo empeorar más la situación. Cuando se descubrió el asesinato, la policía apuntó inmediatamente y sin dudarlo a Waters, sosteniendo que este había discutido y amenazado en público a la víctima (y, de hecho, era cierto).

En la década de los ochenta, aún no existía el método de comparación por ADN, de modo que no pudo comprobarse si la sangre hallada en la escena del crimen coincidía con la de Kenny, tan solo que el grupo sanguíneo era el mismo. La estadística iba en su contra: la probabilidad lo señalaba a él y no había nada que pudiese demostrar lo contrario.

Los reales Betty Anne y Kenny Waters, en 2010

Los reales Kenny y Betty Anne Waters, en 2010

Su hermana Betty Anne, casada y con dos hijos, está totalmente convencida de la inocencia de su hermano; a quien defiende a capa y espada y con los ojos cerrados. Ella, sin embargo, tampoco puede hacer nada contra la justicia; por lo que decide nada menos que estudiar Derecho para poder representar ella misma a su hermano y sacarlo de prisión. Su intención era conocer la ley y saber qué podría utilizar para salvar a su hermano. Sin ni siquiera tener el graduado escolar, Betty Anne Waters recorrió un largo camino hasta finalmente licenciarse.

Interpretaciones de sobresaliente

La película está dirigida por Tony Goldwyn, famoso por interpretar al antagonista de Sam (Patrick Swayze) en Ghost. Asimismo, Betty Anne Waters será conocida por muchos por su excelente reparto que, sin duda, amplía aún más, si cabe, el valor del largometraje.

hillary-swank-betty-anne-waters

Hilary Swank destaca notablemente durante toda la cinta, protagonizando escenas de alto valor sensitivo en las que su naturalidad impregna los diálogos de sinceridad y convicción. Las lágrimas que desprende en determinadas escenas son tan sentidas que al espectador no le costará empatizar con su dolor.

En la filmografía de Swank destacan algunas joyas cinematográficas como Los chicos no lloran (Oscar a Mejor Actriz en 1999), Million Dollar Baby (Oscar en a Mejor Actriz en 2004), La Dalia Negra, Amelia, Diarios de la calle o Ángeles de Hierro. En otros largometrajes de menor calidad, el talento interpretativo de Swank se considera incluso desperdiciado; de lo que no cabe duda es que se trata de una de las mejores actrices del cine actual.

Kenny Waters, por otro lado, es encarnado por Sam Rockwell, aclamado actor que sorprendió al público y la crítica con esta singular interpretación, tan veraz y turbadora que hace envejecer al público al mismo tiempo que su personaje entre rejas.

Por si fuera poco, el resto del reparto lo conforman actores de la talla de Melissa Leo (21 Gramos), Ari Graynor (Whip It!), Clea DuVall (But I’m Cheerleader, Argo), Peter Gallagher (American Beauty), una espontánea Minnie Driver (El indomable Will Hunting) y la espectacular Juliette Lewis, genial, como de costumbre, en su papel de drogadicta y alcohólica acabada.

Esta tarde no dejen pasar la oportunidad de ver televisada una película imprescindible. Sam Rockwell y, sobre todo, Hilary Swank constituyen el punto fuerte de una obra sobrecogedora, reflexiva y potente; pues la mirada de Betty Anne ante su hermano capturado resulta verdaderamente desgarradora.

Betty_Anne_Waters_6

Betty Anne Waters es un auténtico canto a la justicia y a los derechos humanos, cuya moraleja podría concentrarse en un comentario de la protagonista a la hija de Kenny:

“Si en Massachusetts existiera la pena de muerte, tu padre estaría muerto.”

Una lucha armada de estoicismo que la corrupción y el engaño no pudieron detener. Betty Anne tardó dieciocho años en demostrar la inocencia de su hermano, un tiempo que daría cualquier hermano por otro… ¿No?

15399331-chains-with-paragraph-symbol-on-white-background--3d-illustration - copia

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Lorena Alemán (35 Posts)

Guionista de pequeñas cosas, escritora de historias a medio y pintora de miedos. Twitter: @AleLorelay