¡Ave, César! nos lleva a la época de los grandes Estudios cinematográficos y de las grandes estrellas. Un experimento hilarante de Joel y Ethan Coen que construyen una película sólida dónde demuestran su magisterio de como grandes directores de cine. En ¡Ave, César! el secuestro de una estrella de Hollywood desencadenará un movimiento tectónico que recorrerá a todo un Estudio cinematográfico

imovilizate02032016c

¡Ave, César!, relato hilarante de una época

Los laureados y bien considerados hermanos Coen, Joel y Ethan, nos vuelven a sorprender con una soberbia película que recupera los mejores tiempos de las denominadas majors – los grandes estudios y colateralmente las grandes estrellas cinematográficas – a mediados de los años 50.

Acostumbrados a que Joel y Ethan hayan firmado películas tan rotundas como Muerte entre la flores (1990) o No es país para viejos (2007), su último experimento cinematográfico, ¡Ave, César! no desmerece en absoluto. Además de una película rotunda es una comedia hilarante ante la cual solo se puede optar por la sonrisa inteligente.

En esencia la película nos lleva a mediados de los años 50 del pasado siglo, la época en la cual los grandes estudios – Majors en jerga cinematográfica – desarrollan grandes producciones de un modo simultáneo.

Era también la época en la cual estaba en todo su esplendor el Star-system, una época en la cual actrices y actores no eran solo intérpretes sino que llegaban a la categoría de dioses, con unas vidas públicas, prefabricadas en muchos casos por los Estudios, en las cuales todo debía de ser políticamente correcto.

Esa corrección política hacía que muchas veces era necesario ocultar la parte más oscuras de esas celebridades, desde embarazados no deseados hasta homosexualidad o diversos tipos de adicciones.

En esencia la película desarrolla el hilarante secuestro de Baird Whitlock (George Clooney) por parte de un desconocido grupo llamado “El futuro”. Ante esa situación, el director del Estudio Eddie Mannix (Josh Brolin) tendrá que encontrar a la estrella antes de que el rodaje de una película de romanos tenga que suspenderse.

Entre medias tendremos ocasión de ver cómo se desarrolla la vida diaria en el Estudio, con las pequeñas miserias que viven actores que públicamente son dioses inalcanzables para la mayoría de los espectadores.

Gracioso también es “El futuro” que ha perpetrado el secuestro; una organización de guionistas de cine que han formado una célula comunista en los Estudios y en cuyas discusiones podemos encontrar incluso el alter ego del filósofo Herbert Marcuse.

A destacar también el sólido elenco actoralGeorge Clooney, Ralp Fiennes, Scarlett Johansson o Josh Brolin – que borda la interpretación, máxime cuando demuestran la talla de actores cuándo interpretan personajes que están muy lejos de sus registros habituales.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (406 Posts)