imovilizate31102016

Un ingeniero español, Javier Jiménez, acaba de desarrollar un dispositivo que puede probar, de modo no invasivo, si un bebé tiene meningitis o no. Hasta ahora la única prueba fiable para descartar la meningitis en lactantes pasa por una dolorosa punción lumbar

Dicha tecnología está compuesta de un pequeño dispositivo sensor que permitirá, en segundos, saber si un bebé tiene meningitis o no. Sólo será necesario pasar el dispositivo por la cabeza del recién nacido sin necesidad de dolorosas punciones. El método busca ahora financiación.

Los datos de 2013, los últimos recogidos, muestran un panorama desolador: 300.000 personas murieron en el mundo por diversos procesos de meningitis, un mal al que nuestro país, del primer mundo, todavía no es ajeno.

Los más afectados por esta enfermedad son niños menores de un año y en esta enfermedad un diagnóstico precoz puede ser la diferencia entre salvar una vida o abocar al bebé a un fallecimiento. La meningitis causa 165 muertes al día.

Esta nueva tecnología de detección precoz de la meningitis es producto del ingenio de Javier Jiménez (Granollers, 1982) un ingeniero que ha desarrollado un dispositivo, del tamaño de un bolígrafo, que detecta los primeros indicios de meningitis. Su invento le ha valido el haber sido galardonado con el premio de Innovador del Año por la edición española de la revista MIT Technology Review.

Tal como explica Jimenez, el dispositivo se vale de ultrasonidos para realizar un conteo de los líquidos superficiales del cuerpo humano. Esta nueva tecnología permite contar cuántos glóbulos blancos que son parte del sistema inmunológico y que atacan a virus y bacterias que infectan la membrana que recurre el sistema nervioso central.

Para realizar la medición únicamente es necesario colocar el dispositivo sobre la fontanela del bebé. Hasta ahora el único método para descartar que un bebé no tiene meningitis pasa por realizar una dolorosa punción lumbar.

Por lo general el 95% de esas punciones lumbares que se realizan descartan la existencia de la meningitis, pero la mayoría de las veces es necesario hacerles esa dolorosa comprobación porque la meningitis en bebés puede matarlos en cuestión de horas.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)