imovilizate15122016

Ya se ha producido la primera reunión entre el equipo de Donald Trump y los máximos responsables de las principales tecnológicas californianas. En la reunión, que ha servido para limar asperezas, se encontraban los principales ejecutivos de Facebook, Amazon, Google, Cisco o IBM.

El gran sector tecnológico estadounidense, agrupado en Sillicon Valley, y de natural posicionado al lado del Partido Demócrata, ha mantenido la primera reunión con el Presidente electo, Donald Trump.

En la reunión han tomado parte los cabezas visibles de las principales industrias tecnológicas de la zona. En la reunión se pudo ver a Jeff Bezos, el dueño de Amazon, Larry Page, de Google o a la directora operativa de Facebook, Sherly Sandberg.

La reunión ha levantado una polvareda de críticas en la meca de la tecnología, sobre todo por las invectivas que Trump, cuando todavía era el candidato del Partido Republicano, lanzó contra el sector tecnológico californiano debido a la habitual alineación de ese sector con el Partido Demócrata y su candidata Hillary Clinton.

En la reunión, además de los mencionados participaron también los principales directivos de Cisco, Google, Facebook, IBM, Microsoft, Oracle o Tesla. La reunión ha servido como un primer encuentro para limar las asperezas que existen entre la industria tecnológica estadounidense y Donald Trump, el atípico candidato republicano que ha logrado obtener la máxima magistratura de Estados Unidos.

A la salida de la reunión, el dueño de Amazon, Jeff Bezos, indico que comparte la perspectiva de innovación como una de las bases del gobierno [en Estados Unidos] ya que creará un buen número de empleos tanto en el sector tecnológico como en otros sectores.

Al que no se pudo ver en la reunión fue a Jack Dorsey, presidente ejecutivo de Twitter. La no comparecencia se debió a que el directivo se negó a que la candidatura de Trump pagase a Twitter para el desarrollo de un emoji de Hillary Clinton como una persona deshonesta.

Las relaciones con Tim Cook, CEO de Apple, también son tirantes, debido a que el directivo, que nunca ha tenido problema con hacer pública su homosexualidad, estaba sentado a solo tres asientos del próximo vicepresidente, Mike Pence, que sostiene la teoría de que existe una cura para la homosexualidad.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)