imovilizate12122016

Las nuevas tecnologías orientadas hacia el sector financiero van a lograr aumentar la seguridad en la operativa bancaria, reduciendo los tiempos y los costes. Fenómenos como la cadena de bloquesblockchain – , La Nube o la computación cognitiva no son el futuro, sino el presente, de bancos y entidades financieras, como ya lo es el bitcoin.

Bancos y entidades financieras siempre se han caracterizado por estar en la vanguardia tecnológica. Tecnologías como computación cognitiva, movilidad, La Nube o Blockchain han sido adoptadas con entusiasmo por el sector bancario.

Tal es el maridaje que existe entre finanzas y tecnología que se ha acuñado un nuevo término, fintech, para calificar a ese fenómeno. Día a día los productos financieros acaparan nueva tecnologías que permiten, por ejemplo, llevar a cabo operaciones financieras online y en tiempo real o el desarrollo de nuevos sistemas de seguridad.

Además el campo de desarrollo es amplísimo, habida cuenta que todavía mucha de la operativa bancaria está basada en modelos mecánicos a la que todavía no ha llegado la tecnología y en especial la tecnología digital, por lo que fenómenos como el bitcoin marcan un antes y un después.

En el futuro próximo se producirá una evolución hacia sistemas de tipo cognitivo que mejorará la eficiencia y permitirá que el sector bancario logre importantes avances en combate contra el fraude y los ataques informáticos.

Otra de las tecnologías que ha tenido una buena acogida en banca, aunque todavía se encuentra casi en fase experimental, es la de la cadena de bloques, más conocida como blockchain, que grosso modo no es sino un registro de hechos digitales imborrable, compartido por muchas partes y que solo puede ser modificado por el consenso de esas partes. Una aplicación de esa tecnologia es el conocido como bitcoin.

Por ello es una tecnología esencial para la nueva era de aplicaciones transaccionales como las bancarias. Entre sus virtudes se encuentra su seguridad, la reestructuración de proceso de negocio y la reducción de tiempos y de costes y la complejidad de la operativa bancaria.

Con la cadena de bloques, las entidades financiera pueden compartir, de manera segura, datos de transacciones económicas de una manera segura y auxiliándose en La Nube para su almacenamiento. La cadena de bloques está llamada a cambiar la forma de hacer banca, reduciendo significativamente los costes y haciendo más sencillos los procesos de las entidades financieras.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)