imovilizate04012017

Samsung parece optar, para sus nuevos televisores, por la tecnología QLED, que no es otra cosa que intentar conseguir la calidad de imagen de los paneles OLED a base de paneles LED de última tecnología. La tecnología QLED permite representar el 99% del espacio de color del estándar DCI – P3, el utilizado en el cine

La apuesta de la tecnológica surcoreana por la tecnología QLED tiene el objetivo claro de superar la calidad de imagen que proporcionan los paneles OLED. QLED será uno de los platos fuertes que la empresa que fundase Lee Byung-chul presentará en el CES 2017 de Las Vegas.

La presentación de los nuevos televisores Samsung con tecnología QLED es un episodio más de la guerra larvada que llevan años manteniendo con LG por ganar más cuota de mercado que su más próxima competidora.

Lo que está buscando Samsung se puede resumir en una frase: logra la calidad de imagen de la tecnología OLED pero con un nuevo nombre y más ventajas de todo tipo. La empresa ubicada en Seúl implementará la nueva tecnología en su gama de televisores SUHD con lo que se logrará una mayor calidad de imagen y mayor precisión en el color.

La tecnología QLED ya está presente en los modelos de televisor Q9, Q8 y Q7 que tiene como principal logro tecnológico ser capaces de reproducir el 99 del espacio de color del estándar DCI – P3.

Ese estándar es el que se utiliza en las salas comerciales de cine y permite representar toda la gama cromática con cualquier nivel de brillo. Los televisores Q9, Q8 y Q7 pueden llegar a niveles de brillo de entre 1.500 y 2.000 NITS, cosa que la anterior gama SUDH no podía lograr.

QLED es compatible con estándares de imagen con HDR que puede llegar a una resolución de 4K. Los nuevos televisores tienen a Tizen como Sistema Operativo y tienen tecnologías como Smart Hub o Smart View y por supuesto todas las funciones de Smart TV.

En la nueva hornada de televisores Samsung SUDH no todo son maravillas técnicas, sino que la empresa que tiene su sede en Samsung Tower también ha invertido tiempo y dinero en su diseño, habiendo creado algo que estos surcoreanos denominan “Invisible Connection”.

El nuevo concepto implica que todos los cables de conexión llegan a una caja de conexión preparada para albergarlos. De esa manera lo único que llega al televisor es un cable de fibra óptica desde esa caja de conexión, lo cual permite un televisor con un mejor diseño y no como hasta hace poco dónde en la parte posterior de los televisores siempre había un batiburrillo de cables.

Los nuevos televisores de Samsung también tienen una gran variedad de peanas sobre las cuales soportar el televisor. Uno de ellos es el Studio Stand y otro el Gravity Stand. El primero de ellos tiene forma de caballete y el segundo es un soporte tradicional en forma de mueble.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)