Mercedes Benz apuesta, en la presentación de los nuevos modelos de su Clase E, por destacar las nuevas tecnologías que se pueden encontrar en la gama. Entre ellas es de destacar Drive Pilot, que va a permitir una conducción automatizada en la cual nuestro Mercedes tomará decisiones sobre la conducción dependiendo de las condiciones de la vía

imovilizate11032016

Mercedes Benz Clase E, puntero también en tecnología

La nueva generación de la Clase E de Mercedes Benz, además de las cualidades mecánicas que siempre han permitido a la automovilística alemana estar en vanguardia es un auténtico espectáculo en lo que respecta a tecnología.

Mercedes Benz, como el resto de los fabricantes de vehículos a motor, tuvo que adaptarse tras la crisis económica del 2008. Si hasta ese momento Mercedes era sinónimo de inmejorables mecánicas y signo de un buen estatus social, después de la crisis tuvo que primar lo que los consumidores buscaban: vehículos eficientes.

Superada la crisis económica, que en poco ha afectado al segmento premium de los automóviles, Mercedes ha optado comercialmente por destacar antes su potenciales clientes todos los adelantos tecnológicos que se pueden encontrar en los nuevos modelos de su Clase E.

En cuanto a su carrocería, el nuevo Clase E es 43 milímetros más largo y 65 milímetros más ancho. De este modo el interior del vehículo es todavía más espacioso. En cuanto a su diseño exterior este se ha hecho más deportivo afilando las formas.

Del interior la máxima novedad se encuentra en su doble pantalla en el frontal que cuenta con dos pantallas con una longitud de 12,7 pulgadas. La pantalla más cercana al conductor realiza las funciones de un tacómetro digital mientras que su pantalla gemela está dedicada a la navegación con el vehículo.

La gestión de las dos pantallas, sobre todo en lo que se refiere la información que aparezca en las mismas se puede realizar desde una rueda que se encuentra situada entre los dos asientos delanteros. Además el conductor también puede hacer la gestión desde las pantallas desde un track pad ubicado en el volante.

La conducción, hasta cierto punto y gracias a la tecnología, se puede automatizar. No estamos diciendo que el coche se conduzca solo pero sí que posee una serie de auxilios tecnológicos que permiten que la conducción sea más descansada.

Uno de esas tecnologías que hacen más sencilla la conducción se llama Drive Pilot que nos va a permitir que se mantenga la distancia de seguridad con respecto al vehículo que nos precede. Con esa opción no es necesario acelerar ni frenar ya que el vehículo toma sus propias decisiones sobre aumentar o disminuir la velocidad.

Drive Pilot también permite que el vehículo gestione la marcha dependiendo de las señales que se va encontrando en la vía y las condiciones de la misma; el vehículo irá a la máxima velocidad que permita la vía sin que en ningún momento el conductor tenga que pisar el acelerador ni el freno ya que de eso se encarga el vehículo.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (410 Posts)