imovilizate04112016

Después de más de tres siglos de encerado y tiza, ya se puede decir que la escuela digital remonta el vuelo en España. Iniciativas como Smart School de Samsung o Google Classroom colaboran en la digitalización de la enseñanza

La escuela que vivimos nosotros, los que tenemos más de 40 años, con tiza y encerado, ya no existe en España. De un modelo híbrido donde cada vez penetraba más la tecnología, a día de hoy ya podemos decir que la escuela digital comienza a ser un estándar en España.

No es extraño ya, inclusive en primaria, que el profesor explique la materia sobre una pizarra digital y que los alumnos se desgañiten cogiendo apuntes ya no en un cuaderno sino en una tableta. En la mayoría de las escuelas digitales la introducción de las nuevas tecnologías ha sido paulatina.

En estos momentos son 32 los centros educativos que forman parte de la iniciativa Smart School de Samsung. La tecnológica surcoreana aporta de modo gratuito para los centros y los alumnos, las tabletas, las pizarras digitales y algunos otros gadgets digitales orientados al aprendizaje reglado.

La iniciativa de Samsung se cifra en 2.500 alumnos y centros equipados tecnológicamente en 15 autonomías.

Otro de los proyectos de aula digital es el que lidera Google bajo el nombre de Google Classroom que se sustancia en ofrecer contenidos digitales y herramientas TIC. Tanto la iniciativa de Samsung como la de Google lo que intentan es que los centros escolares y los alumnos españoles no pierdan la revolución que desde lo digital se está impulsando al aprendizaje reglado.

La realidad, dicen los expertos, es que en España la forma de enseñar poco ha variado en los últimos tres siglos. Formar profesionales que tengan un futuro laboral asegurado pasa por enseñarles destrezas tecnológicas que luego tendrán que aplicar en sus futuros empleos, que el futuro dibuja con ribetes tecnológicos.

Si queremos una educación que sea útil para el futuro de los alumnos los centros educativos, alumnos docentes tendrán que asumir los siguientes cambios. Lo primero será lograr la conectividad en internet, formación en tecnología de los docentes para que estos apliquen esa tecnología para la docencia y lograr una metodología clara del uso de las TIC a la hora de que los alumnos sean educados y ellos puedan aprender autónomamente.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)