A pesar de que los medios nos bombardean con las increíbles oportunidades que genera la nueva economía digital, la realidad es que también produce lo que hace más de 50 años definía el economista británico John Maynard Keynes como “desempleo tecnológico”. Ya ningún sector económico está a salvo de que su sueldo y beneficios se vean depauperados producto del uso de nuevas tecnologías

imovilizate04032016b

La tecnología no siempre crea empleos

A pesar de que por lo general los medios únicamente resaltan las grandes oportunidades que oferta la nueva economía digital, son menos los medios que hablan, también, de sus efectos perversos. Uno de los efectos perniciosos de la economía digital, circunscrito al Reino Unido, es que es muy posible que en 10 años un millón y medio de puestos de trabajo será destruidos.

El aviso lo ha lanzado el British Retail Consortium (BRC) que es la asociación que reúne al comercio minorista en el Reino Unido. BRC augura que en 10 años desaparecerán 900.000 puestos de trabajo en sector del comercio minorista y las tiendas retail. Las causas para este lobby británico se explican por diversas causas.

Entre ellas la menor no es ni mucho menos la revolución tecnológica y la economía digital. Otras causas que explicarían la destrucción de empleo en el comercio minorista son ordenadores con mayor capacidad de proceso, el aumento de las compras por internet y también el aumento del salario mínimo.

De cualquier modo tampoco es momento en el que el resto de las profesiones se queden en babia. Incluidos los empleos denominados de cuello blancoprofesionales de todos los sectores, médicos, economistas, ingenieros – se verán afectados por la irrupción de la economía digital.

Uno de los sectores que se están viendo más afectados por la revolución tecnológica es la del periodismo. Además de que estos profesionales ya no se pueden ceñir a que su trabajo sea solo la redacción, las redes sociales están acabando con el perfil del periodista. El plumilla del siglo XXI además de saber redactar tiene que tener una importante formación en multimedia y domino de las redes sociales.

Pero que la tecnología genera desempleo ya lo dijo Keynes hace más de 50 años. Él hablaba ya a mediados del siglo XX de “desempleo tecnológico” que finalmente lo que generaba una estructura de la pirámide laboral con forma de pera: una pequeña élite de la cima atesora los mejores sueldos y altos beneficios y una enorme cantidad de trabajadores viven con sueldos bajos que muchas veces no les permite desarrollar su proyecto de vida en lo que Keynes denominaba la “economía de lo esporádico”.

¿Te ha gustado el artículo de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Gonzalo Sanchez del Pozo (407 Posts)