imovilizate14102016.jpg

El origen de lo que hoy son complejos sistema de administración de oxígeno y las más modernas incubadoras tuvieron el origen en las investigaciones de dos cerveceros de la localidad alemana de Lübeck, que idearon un sistema para repartir uniformemente el flujo de gas para así servir una mejor cerveza

A pesar de que pueda parecer sorprendente, las actuales tecnologías que dispensan oxígeno en los hospitales beben, nunca mejor dicho, de los experimentos de unos cerveceros alemanes que pretendían alumbrar la mejor manera de servir la cerveza desde los barriles dónde estaban almacenadas.

Johann Heinrich Dräger y su hijo Bernhard, desarrollaron lo que no el tiempo se dio en llamar la válvula Lubeca, que permitía lograr extraer el gas de una manera pautada y uniforme. El éxito de su válvula hizo que estos oriundos de Lübeck mantuviesen en propiedad la patente.

Estos conocimientos y tecnologías que en un primer momento sirvieron para solucionar el problema de tirar la cerveza desde un cañero, finalmente se ha aplicado a múltiples campos, desde la medicina al buceo, pasando por disciplinas de ingeniería como la minería.

Hay que darse cuenta que de lo que se trata es de gestionar de una manera eficiente el transitar de un gas de manera uniforme; ese gas puede ser el dióxido de carbono de los barriles de cerveza o el oxígeno que se distribuye en una incubadora.

Otro de los ingenios que se desarrollaron a partir de la primitiva válvula Lubeca producto de los estudios del doctor Otto Roth fue un dosificador para poder administrar de manera precisa el éter y el cloroformo.

Habrá que esperar hasta el año 1951 para que la empresa Dräger desarrolle la primera incubadora, utilizando para ella la más moderna tecnología de la época para dosificar, entre otros, el oxígeno que llega a los bebés.

En síntesis una incubadora tiene como función replicar las condiciones del útero materno para que puedan acabar de formarse bebés que han nacido antes de los 9 meses de gestación.

Para ello hay que administrarles buena temperatura, humedad, oxígeno y también un entorno tranquilo. La regulación del oxígeno es vital en una incubadora ya que muchas veces el bebé todavía no tiene lo suficiente maduro el sistema respiratorio.

Gonzalo Sanchez del Pozo (417 Posts)