Israel, a pesar de ser un pequeño país hostilizado desde su nacimiento por sus vecinos árabes, tiene una larga tradición de I + D + i que hace que solo en la ciudad de Tel Aviv, de 300.000 almas haya el doble – 5.000start up que las que hay en Londres que cuenta con una población de ochos millones de personas

imovilizate24042016

Israel, potencia mundial del I + D

A pesar que el ciudadano común casi lo único que conoce es la guerra de baja intensidad que se lleva desarrollando en el País de los Olivos, Israel lleva ya décadas siendo uno de los países dónde más desarrollo existe del I + D + i.

Aunque no es de dominio público, hitos tecnológicos como el primer procesador para ordenadores, el primer pen drive o tecnologías médicas que salvan miles de vidas, se gestaron en el estado de Israel.

Tal es el furor tecnológico que corre por la tierra de Israel, que Tel Aviv es la segunda ciudad del mundo dónde más start up tecnológicas existen, solo superado por Sillicon Valley. Tal como explican desde tecnológicas como Samsung, en Israel existe un círculo virtuoso producto de tener unas universidades que compiten a nivel mundial.

Al mismo tiempo se trata de un país con una sólida tradición de licencia de patentes, por lo que a cualquier descubrimiento científico es rápidamente patentado y se le da un uso inmediato. Al mismo tiempo los israelíes, como sus ancestros que antes del Holocausto estaban repartidos en una diáspora, siempre se han preciado de ser unos buenos comerciantes.

La pasión por emprender es consustancial al hecho judío, así como la cooperación y no tener ningún miedo a fracasar, que quizás sea mucho más propio de culturas latinas como la nuestra.

En la capital de Israel, Tel Aviv, con una población que no llega a las 400.000 personas, hay censadas 5.000 start – up, mientras que en otras grandes urbes, como es el caso de Londres, para 8 millones de ciudadanos solo existen 3.000 start – up

Además los profesionales de estas start – up son muchas veces jovencísimos, como es el caso de Ofir Raphael, que a sus 22 años ya ha creado una aplicación para viajeros de negocios (Bosee) y ha fundado dos start – up.

Gonzalo Sanchez del Pozo (406 Posts)