Cuatro meses después de que Amazon ganase el permiso de la Administración Federal de Aviación para probar sus aviones no tripulados de entrega de mercancía Prime Air, Google y su empresa matriz, Alphabet, ahora están tratando de volar sus propios aviones no tripulados de entrega con su propio proyecto Project Wing -con la aprobación de la FAA-.

Google y sus drones

Google planea su siguiente paso

Un documento de Google presentado ante la FAA a principios de este mes, afirma que Google quiere “explotar una o más pequeña UAS (sistemas aéreos no tripulados) para llevar a cabo la recolección de datos aéreos, incluyendo la investigación y desarrollo relacionados con la entrega aérea con UAS.”

Las operaciones con aviones no tripulados “no afectará negativamente a la seguridad, sino que proporcionarán un nivel de seguridad mayor que la proporcionada por la normativa vigente. Y será también mayor que la exigida a las aeronaves tripuladas y otros métodos de entrega equivalentes”

A partir de esta semana, Amazon es uno de 1.162 operadores de aviones no tripulados que han obtenido una excepción de “333”, que permite a aviones comerciales sin piloto volar en el espacio aéreo nacional de Estados Unidos. Los certificados de aeronavegabilidad se han concedido sobre una base de caso por caso, ya que una ley de 2012 permitió las excepciones Sólo 310 peticiones han sido denegadas, ya sea porque se les negó o porque nunca completaron su solicitud.

Citando el precedente de la aplicación Amazon y otros, Google prometió que sus vuelos no excederían de 100 millas por hora y el peso de sus aviones no tripulados no serán más de 55 libras, incluida la carga útil que podrían estar llevando.

El proceso de aprobación de Amazon tardó más de medio año.

Google ha estado probando drones de entrega de baja altitud a través de un acuerdo con la NASA, que tiene lo que se llama un certificado de autorización de la FAA que le permite la prueba en el espacio aéreo nacional.

La NASA se ha asociado con Google, Amazon y otras compañías, agencias e instituciones académicas para poner a prueba un sistema de control del tráfico aéreo diseñado específicamente para aviones no tripulados de baja altitud, como los que están probando las empresas del sector tecnológico.

“La colaboración permite a los socios de la NASA trabajar con la NASA para probar (control de tráfico) conceptos utilizando vehículos asociados y otros subsistemas, y la NASA se encarga de estudiar la seguridad de los vuelos”

dijo la portavoz Jessica Culler del Centro de Investigación Ames de la NASA cerca de Moffett Field. El antiguo campo de aviación federal, que la NASA alquiló a Google en abril, organizó una conferencia sobre drones mes pasado.

The Guardián US informó a principios de esta semana que algunas de las pruebas de Google a través de su asociación con la NASA están sucediendo sobre fincas privadas cerca de Merced, aunque ni Google ni la NASA confirmaron la información. Si es verdad, no sería la primera vez que Google pone a prueba la tecnología avanzada sobre Central Valley. La ex Base Aérea Castle, en áreas no incorporadas del Condado de Merced, era un campo de pruebas para los coches de auto-conducción de Google.

Artículo relacionado: Apple y su coche auto conducido

¿Te ha gustado el artículo “Google y sus drones” de iMovilizate?, Síguenos en Twitter y Facebook y ayúdanos a su difusión compartiéndolo con tus amigos en Twitter, Facebook, o G+ con los botones que encontrarás al final del artículo. ¡Gracias!

Iñigo Mezcua (193 Posts)

Disfruto con todo lo relacionado con la tecnología. Especialmente con todo lo que tenga el sello Apple.