imovilizate29112016

La última frontera en investigación cognitiva se sitúa ahora en el desarrollo de Sistemas Cibernéticos que puedan “leer” el pensamiento y trasladarlo a un procesador de textos que los transforme en lenguaje. Las investigaciones en ese campo se pueden aplicar para dotar de más autonomía a personas que tienen graves problemas para poder hablar

Ya no es inhabitual el uso de interfaces cerebro – ordenador aunque por el momento solo se pueden utilizar para plasmar determinados estados mentales, el mero hecho de que un texto pueda pasar de la mente pensante a un procesador de textos hace necesaria la concurrencia de muchas tecnologías.

Hasta el momento las tecnologías que se han ensayado con éxito tienen que ver con poder procesar por una computadora el sonido que el usuario emite ante un micrófono, pero ahora ha llegado el momento de lograr que el pensamiento se pueda convertir en texto.

Un artículo publicado por dos investigadores de la Universidad de Bremen en la revista Frontiers in Neuroscience muestran la posibilidad de que la creación de un interfaz pensamiento – procesador de textos se pueda implementar para personas que tienen problemas en el habla.

Los sistemas BCI, acrónimo de Brain Computer Interface trabajan mapeando el cerebro para lo que se auxilian de Resonancia Magnética Funcional (fRMI) o la Espectroscopia de Infrarrojo Cercano (fNIRS). Esa última técnica se basa en medir la cantidad de oxígeno en sangre en ciertas zonas del cerebro.

Los registros de los sensores se trasladan después a un ordenador que los procesa, y el software de una red neuronal artificial registra las mediciones, aprende de las mismas y comprar los registros para lograr la ejecución de diversas acciones.

Una de las principales limitaciones es el número de estados mentales que se pueden medir y trasladar a una máquina. Se ha pasado de medir únicamente opciones binarias a lograr tres estados en las cuales hay cierta probabilidad de acierto.

En el Laboratorio de Sistemas Cognitivos de la Universidad de Bremen, los investigadores Herrf y Schultz han desarrollado un sistema que recoge el pensamiento y lo transforma en texto en usuarios que tienen dificultades con el habla.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)