imovilizate23012017

El departamento de fronteras de Australia comenzará a implementar controles biométricos a los viajeros que llegan al país desde el exterior. Las medidas biométricas (huellas dactilares, imagen del iris) sustituirán al pasaporte tradicional. El programa piloto se comenzará a implementar el próximo julio en el aeropuerto de Canberra

Todos reconocemos lo engorroso que suelen ser los trámites aduaneros. Pasar el control de seguridad, personarnos ante la garita donde un funcionario del Homeland Security Departament (estoy pensando en Estados Unidos) va escudriñar el pasaporte suponemos para ver si no es falso.

El Servicio de Fronteras Australiano parece que a partir de ahora tendrá menos trabajo ya que Australia está ensayando la introducción del pasaporte biométrico, esto es, midiendo una serie de valores inmodificables de nuestra biología.

Australia prevé que para el 2020 los aeropuertos australianos estarán equipados con tecnologías que medirán rasgos biométricos como la cara, el iris y las huellas dactilares. Este control hará que los guarda fronteras australianos se puedan dedicar a otros menesteres.

El gobierno australiano va a gastarse 94 millones de dólares en los próximos cinco años para lograr aligerar los controles de pasaportes de sus aeropuertos, que hará ya innecesaria portar el pasaporte, al menos como ahora lo entendemos.

El programa piloto se va a iniciar a partir de julio de 2017 y en el aeropuerto de Canberra para los viajeros que lleguen desde fuera de Australia. Si el programa piloto se desarrolla tal como se espera serán el resto de los aeropuertos australianos los que comiencen a utilizar dicha tecnología.

Gonzalo Sanchez del Pozo (462 Posts)